Con información de Gizmodo en Español

Cada día hay más apps y redes sociales demandando nuestra atención. Tanto que mucha gente comienza a plantearse si no estaremos demasiado rato pendientes de Internet. Al mismo tiempo, no podemos desconectar del todo. Light Phone 2 pretende ser una solución a ese problema.

El Light Phone original era un teléfono que solo servía para una cosa: llamadas de voz. Más que un gadget realmente era un experimento filosófico y un reto de ingeniería que pretendía resumir lo más básico de la comunicación en un dispositivo diminuto. En ese sentido hacía bien su trabajo, pero nunca fue diseñado como un reemplazo de nuestro trato diario con el smartphone, sino más bien como un sustituto alternativo para esos momentos en los que no queremos distracciones.

Con el Light Phone 2, sus creadores quieren ir un poco más allá, y han creado un dispositivo que realmente busca mantenernos conectados sin perjudicar nuestra salud mental. La idea detrás de este nuevo modelo es refinar al máximo la experiencia de un smartphone y reducirla a su esencia.

El Light Phone 2 comparte los mismos principios de diseño de su predecesor. Tiene una apariencia ultraminimalista tanto por fuera como en lo tocante a software. Su tamaño es un poco más pequeño y delgado que el de un mazo de náipes. Aparte de un puñado de botones para el volumen, el menú y el encendido, su única característica visible es una pantalla de tinta electrónica de 2,75 pulgadas.

Seguir leyendo